Los procesos

Generalmente, una mejora tecnológica produce resultados exponenciales; mientras que una mejora de la organización sigue una pauta directamente proporcional. Por otra parte, las mejoras tecnológicas producen resultados inmediatos, mientras que la mejora de la organización produce resultados en el tiempo.

Para conseguir la máxima satisfacción del cliente, nuestra filosofía apuesta por mejorar la tecnología cuando resulte rentable —pues los beneficios son inmediatos—, y mejorar la organización en el resto de los casos. Estamos convencidos de que la máxima eficiencia se consigue con la unión de mejoras tecnológicas y el óptimo funcionamiento de la organización.

Nuestro enfoque de Gestión Orientada hacia los Procesos permite una sencilla identificación de los problemas, así como la rápida resolución de los mismos sin la necesidad de alterar procesos que funcionan de manera adecuada. Esto repercute positivamente en nuestra capacidad para adaptarnos rápidamente a las exigencias del mercado: procesos inteligentes que aprovechen los últimos avances para mejorar y abaratar el producto.