EquipoInnovaciónProducto

Hoy nuestros ingenieros estaban muy  contentos. Estrenan nueva impresora 3D para la elaboración de prototipos. A juzgar por sus comentarios e impresiones, el “juguete” les ha encantado. Dicen que el salto cualitativo en relación a los otros dos modelos que ya tenían (hace unos meses dedicamos un artículo a estas otras dos máquinas) ha sido significativo.

Yo no entiendo mucho de estos aparatos, pero sí que es verdad que la muestra que me han enseñado parece una pieza inyectada en plástico. No soy capaz de ver ninguna irregularidad en la superficie. He tomado las fotos adjuntas con el móvil para enseñároslo. Aunque la calidad de los teléfonos no es la más adecuada, yo no soy muy hábil fotógrafo y las condiciones de iluminación no son óptimas, espero que podáis apreciar lo que os cuento.

A veces estos aparatos me dan miedo. Eso de que una máquina pueda construir piezas parece de ciencia ficción. ¿Y si un día una impresora comienza a imprimir piezas y se auto replica? ¿Tendría capacidad de “reproducirse”? ¿Sería un ser  vivo?